Lavarse las manos

Lavarse las manos: indispensable para la higiene y evitar enfermedades

Lavarse las manos, un sencillo acto en centros de salud o en la comunidad, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Así lo sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS), institución que desde 2009 impulsa la campaña “Salve vidas: límpiese las manos”, con el fin de generar conciencia entre personal de salud y población en general sobre el correcto lavado de manos, para evitar, entre otras cosas, infecciones de gravedad.

Para crear una cultura de lavado de manos en los centros sanitarios, la OMS recomienda “disponer de dispositivos base -alcohol en el punto de cuidado, tener acceso a agua segura, jabón y toallas limpias-, hacer estrategias de educación y entrenamientos, hacer evaluaciones y retroalimentación de las distintas campañas y recordatorios en el lugar de trabajo”.

¿Cómo lavarse las manos de forma correcta?

En cuanto a la forma de lavarse bien las manos de una manera correcta, la OMS establece que este proceso debe durar entre 40 y 60 segundos y hacerlo de la siguiente manera:

  • Mojarse las manos con agua.
  • Depositar en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las manos.
  • Frotarse las palmas de las manos entre sí.
  • Frotarse la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa.
  • Frotarse las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  • Frotarse el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.
  • Frotarse con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  • Frotarse la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
  • Enjuagarse las manos con agua.
  • Secarse con una toalla desechable.
  • Sírvase de la toalla para cerrar el grifo.

¿Por qué lavarse las manos?

Lavarse las manos regularmente es una de las mejores maneras de eliminar los microbios, evitar enfermarse y prevenir la propagación de microbios a otras personas. Ya sea que esté en su casa, en el trabajo, de viaje o afuera en la comunidad, averigüe cómo el lavado de manos con agua y jabón puede protegerlos a usted y a su familia.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la agencia nacional de salud pública de Estados Unidos, con sede en Atlanta, establece unos fundamentos científicos razonables para explicar la utilidad que implica mantener una correcta higiene de las manos.

Cómo los microbios llegan a las manos

Las heces de las personas o los animales son una fuente importante de microbios, como SalmonellaE. coli O157, y norovirus, que provocan diarrea, y pueden propagar algunas infecciones respiratorias, como el adenovirus y la enfermedad de pies y manos. Estos tipos de microbios pueden llegar a las manos después de que las personas usan el baño o cambian un pañal, pero también de formas menos obvias, como después de manipular carnes crudas que contengan cantidades invisibles de heces animales. Un solo gramo de ellas puede contener un billón de microbios.

Los microbios también pueden llegar a las manos, si las personas tocan cualquier objeto de alguien que haya tosido o estornudado sobre él. Si estos microbios no se eliminan, pueden pasarse entre las personas y hacer que enfermen.

Lavarse las manos previene enfermedades

Lavarse las manos con jabón elimina los microbios de las manos. Esto ayuda a prevenir infecciones por los siguientes motivos:

  • Con frecuencia, las personas se tocan los ojos, la nariz y la boca sin darse cuenta. Los microbios pueden entrar al cuerpo por allí y enfermarnos.
  • Los microbios en las manos sin lavar pueden llegar a los alimentos y las bebidas cuando las personas los preparan o los consumen. Pueden multiplicarse en algunos tipos de alimentos o bebidas, bajo determinadas condiciones, y hacer que las personas se enfermen.
  • Los microbios de las manos sin lavar pueden transferirse a otros objetos, como pasamanos, mesas y mesones, o juguetes y, luego, transferirse a las manos de otra persona.
  • Por lo tanto, eliminar los microbios mediante el lavado de manos ayuda a prevenir la diarrea y las infecciones respiratorias y podría incluso ayudar a prevenir infecciones en la piel y los ojos.
  • Enseñarles a las personas a lavarse las manos las ayuda, a ellas y a sus comunidades, a mantenerse sanas.

La educación sobre el lavado de manos en la comunidad

  • Reduce la cantidad de personas que se enferman y presentan diarrea.
  • Reduce la enfermedad diarreica en las personas con sistemas inmunitarios debilitados.
  • Reduce las enfermedades respiratorias, como los resfriados en la población general.
  • Reduce el ausentismo causado por enfermedad gastrointestinal en los escolares.

No lavarse las manos perjudica a los niños en todo el mundo

  • Alrededor de 1.8 millones de niños menores de 5 años mueren cada año de enfermedades diarreicas y neumonía, las dos principales causas de muerte de niños pequeños en todo el mundo.
  • Lavarse las manos con jabón podría proteger a alrededor de 1 de cada 3 niños pequeños que se enferman con diarreay a casi 1 de cada 5 niños pequeños con infecciones respiratorias como la neumonía.
  • Si bien las personas en todo el mundo se limpian las manos con agua, muy pocas usan jabón para lavarse las manos. Lavarse las manos con jabón elimina los microbios de manera mucho más eficaz.
  • La educación sobre el lavado de manos y el acceso al jabón en las escuelas pueden ayudar a mejorar la asistencia.
  • Lavarse bien las manos en las primeras etapas de la vida puede ayudar a mejorar el desarrollo del niño en algunos entornos.
  • Se estima que a nivel mundial el índice de lavado de manos después de usar el baño es de solo el 19%.

Lavarse las manos ayuda a combatir la resistencia a los antibióticos

Prevenir casos de enfermedad reduce la cantidad de antibióticos que usan las personas y la probabilidad de que se desarrolle resistencia a estos medicamentos. Lavarse las manos puede prevenir alrededor del 30% de las enfermedades relacionadas con la diarrea y cerca del 20% de las infecciones respiratorias (por ejemplo, resfriados).  Reducir la cantidad de estas infecciones al lavarse las manos con frecuencia previene el uso excesivo de antibióticos, el factor que más causa resistencia a estos medicamentos en todo el mundo.

Lo que se debe y no se debe hacer en el lavado de manos

Cuando del lavado de manos se trata, especialistas de la Clínica Mayo establecen el siguiente protocolo:

Cuándo lavarse las manos

“El contacto con otras personas, superficies y objetos a lo largo del día hace que se acumulen gérmenes en las manos. Puedes infectarse con estos microorganismos al tocarse los ojos, la nariz o la boca, o trasmitirlos a otras personas. Si bien es imposible que las manos no tengan gérmenes, lavárselas con agua y jabón con frecuencia puede ayudar a limitar la transferencia de bacterias, virus y otros microbios”.

Siempre lávese las manos antes y después de hacer lo siguiente:

  • Preparar y comer alimentos.
  • Tratar heridas o cuidar de un enfermo.
  • Tocar un objeto o una superficie que otras personas tocan con frecuencia, como los picaportes de las puertas, los surtidores de gasolina o los carritos de compras.
  • Entrar o salir de un lugar público.
  • Colocar o quitar lentes de contacto.

Después de hacer lo siguiente:

  • Usar el inodoro, cambiar un pañal o limpiar a un niño que usó el inodoro.
  • Tocar un animal, alimentos para animales o desecho animal.
  • Sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Manipular basura.
  • Manipular alimentos o golosinas para mascotas.
  • Además, lávese las manos cuando tengan suciedad visible.

Recomendación

En general, lo mejor es lavarse las manos con agua y jabón. Los jabones antibacterianos de venta libre no son más eficaces para matar gérmenes que el jabón común.

Cómo usar desinfectantes de manos a base de alcohol

Los desinfectantes de manos a base de alcohol, son una alternativa aceptable cuando no hay agua ni jabón disponibles. Si utiliza un desinfectante para manos, asegúrese de que el producto contenga al menos un 60% de alcohol. Tome estas medidas:

  • Aplicar el producto en gel en la palma de la mano. Revise la etiqueta para averiguar la cantidad apropiada.
  • Frótese las manos.
  • Frotar el gel sobre todas las superficies de las manos y dedos hasta que las manos estén secas.

Cómo ayudar a los niños

Ayudar a los niños a mantenerse saludables alentándolos a lavarse las manos frecuentemente. Lávese las manos con su hijo para mostrarle cómo se hace. Para evitar que lo haga con prisa, sugiérale que se lave las manos durante el tiempo que se tarda en cantar dos veces la canción entera de feliz cumpleaños. Si su hijo no alcanza el lavamanos por sí mismo, tenga un taburete a mano.

Asegúrese de supervisar a los niños pequeños que usan desinfectantes para manos a base de alcohol. La ingestión de este tipo de desinfectantes puede causar intoxicación. Después de utilizarlo, guarde el recipiente en un lugar seguro y fuera de su alcance.